Historia y referencias

Par Biomagnético

Historia

Después del descubrimiento y creación del sistema el Par Biomagnético (PB) en 1988, tras una fase experimental que duró más de una década por el fisioterapeuta Isaac Goiz Durán, surgió la necesidad de compartirlo con el mundo; no obstante, el escepticismo de la comunidad científica y médica le cerró una gran cantidad de puertas y renuente a darse por vencido, optó por enseñar su teoría a todo aquel que estuviera dispuesto a escuchar. 

Al inicio, eran de manera gratuita dirigidos a grupos pequeños de amigos cercanos. Poco a poco, la voz fue corriendo hasta conseguir grupos de más de 100 personas en auditorios de instituciones de educación superior nacionales e internacionales que buscaban aprender más sobre este personaje y el trabajo de su vida.

Tal éxito le hizo acreedor de diferentes menciones y reconocimientos, entre las que se encuentran:

  • Premio Nacional Martín de la Cruz, otorgado por la Academia de Medicina Tradicional y Folklórica
  • Nombramiento Tlamatini por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística
  • Profesor honorífico investigador de la Universidad Alcalá de Henares
  • Profesor del área de ciencias médicas de la Universidad Nacional de Loja, Ecuador
  • Presidente del Consejo Consultivo de la Asociación del Adulto Mayor, nombrado por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística
  • Doctorado Honoris Causa por el Instituto Americano Cultural S. C.
  • Doctorado Honoris Causa por la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Desarrollo Humano

Sin embargo, el largo camino recorrido con gran esfuerzo y dedicación, también contó con abundantes sinsabores, tropiezos y ante el creciente éxito del PB, algunas personas comenzaron a desvirtuar la terapia o a apropiarsela. Ante un panorama sombrío, con una cantidad abrumadora de material apócrifo y cursos engañosos, surge la necesidad de crear una institución que trabajara por el progreso de la técnica, que defendiera el hallazgo y lo fundamentara científicamente. 

Por ello, en 2014 se crea la Escuela Superior de Biomagnetismo Isaac Goiz Durán, donde se consolida la visión de nuestro rector y fundador, en compañía de sus hijos y esposa. En un inicio, continuamos con la labor de llevar la terapia a nuevos países y ofrecerla a cualquiera que desee aprenderla; pero crecimos con una visión clara, profesionalizarla y crear un nuevo campo de estudio.

Hoy en día, ofrecemos formación profesional congruente con nuestros principios, trabajamos día a día para brindar información de primera mano sobre el PB e investigamos para su desarrollo científico; todo ello para ofrecer una opción eficaz, económica, sencilla y al alcance de todos. 

Por otra parte, siguiendo la formación y el campo de estudio del Dr. h. c. Isaac Goiz, nos adentramos a la Fisioterapia, que es el conjunto de técnicas para la rehabilitación de los pacientes que le dio vida al PB y es indispensable para recuperar el bienestar y la salud, por lo que la tomamos como base para crear nuestro plan de estudios.

Hoy más que nunca tenemos claro a dónde vamos y trabajamos arduamente para lograrlo.

Autoridades escolares

M. C. David Goiz Martínez

Rector e instructor

Dr. Zeferino Martínez

Director de investigación

Profesores

Dr. Juan Luis Terán

Investigador y docente

Mtro. Oswaldo Alberto Sánchez Núñez

Docente y miembro del equipo clínico

Lic. Ana Regina Villarón Vázquez

Miembro del equipo clínico

Dra. Teresa Neri

Investigadora y docente

¿Qué es el Par Biomagnético o Biomagnetismo?

El Par Biomagnético (PB) es un sistema integrativo, no invasivo, desarrollado a lo largo de 3 décadas por el Dr. h. c. Isaac Goiz Durán y es un complemento para ayudar a recobrar la salud de las personas.

Está enfocada en crear las condiciones adecuadas para la rehabilitación de las enfermedades, esto mediante la aplicación de campos magnéticos estáticos en diferentes zonas del cuerpo que se encuentran  en “Resonancia Biomagnética”, a partir de un test kinesiológico con base en una metodología descrita por su descubridor. 

¿En qué consiste?

En el posicionamiento de imanes en puntos específicos del cuerpo para ayudar a mantener y restablecer el equilibrio interno en el organismo, procurando un estado de bienestar y salud general. 

Una sesión consta de 3 partes:

Rastreo (búsqueda de puntos activos).
Impactación (colocación de imanes).
Verificación (confirmación de que se han desactivado).

El tiempo total puede variar según el biomagnetista, pero dura aproximadamente entre 40-60 min.

No es necesario retirarse la ropa, pero se recomienda evitar el uso de prendas voluminosas como chamarras o abrigos.

¿Por qué funciona?

Al trabajar con imanes, estos producen magnetismo, el cual  puede tener una influencia positiva o benéfica en la electricidad de un organismo (bioelectricidad) y esta, a su vez, una influencia positiva o benética en la bioquímica del cuerpo; creando así, un ambiente propicio para que nuestro sistema funcione adecuadamente o se recupere.

¿Cuáles son sus beneficios?

Es posible el tratamiento de distintas enfermedades infecto contagiosas, crónico degenerativas, metabólicas, disfuncionales, auto inmunes, psicoemocionales, tumorales e intoxicaciones; disminuyendo la sintomatología clínica, rehabilitando las distintas funciones en el organismo y restableciendo la salud de las personas.

Promueve una adecuada respuesta inmunológica, tonicidad vascular, el flujo sanguíneo y demás fluidos corporales, el buen funcionamiento de los sistemas, órganos y tejidos. Procura una adecuada activación metabólica y auto reparación de tejidos, así como disminuye los efectos negativos del estrés.

Por lo tanto, se obtiene la mejoría clínica del paciente en un gran número de casos, evitando los efectos adversos de los tratamientos convencionales, intoxicación farmacológica por sobredosis o anafilaxia, resistencia antimicrobiana, y disminuyendo los riesgos de infección, hemorragia o complicación quirúrgica, así como tiempos de hospitalización, convalecencia y rehabilitación.

La técnica del PB es una técnica integrativa que no interfiere con ninguna otra, que no tiene efectos adversos, dosis mínimas, ni tampoco dosis máximas; además es fácil, económico y cualquier persona lo puede aprender. Sin duda, es la mejor opción para el desarrollo de cualquier terapeuta o profesional del área de ciencias de la salud.

Gracias a usted, nuestros estudiantes están adquiriendo el conocimiento, las habilidades y los valores para crear un mundo más humano, justo y sostenible.